Tuesday, July 12

Del 10% al 20%

Aristóteles habló del zoo politikon. Lo hizo desde una óptica sociológica, ya que por aquel entonces, hacer politica era parte del ciudadano. Si vivías en la polis, eras zoo politikon. Recordemos que en esta "categoría social" no entraba el grueso de la gente (que no eran considerados personas, vale decir: eran esclavos a.k.a. "propiedad animada").
Es decir, que Aristóteles habló de una minoría griega con propiedades y que participaba activamente en las decisiones de su comunidad. Claro que no hablaba de un gen político. No era genetista.

Hoy, ser o no un ciudadano involucrado (en el sentido más amplio de la palabra) en la política es una elección. El único acto que no nos permiten elegir es el sufragio. Pero con una mirada macro nos damos cuenta que tampoco es asi en todas las comunidades... así que, primera observación: el hombre no es un animal político. Es un animal social.

Ahora el quid de la cuestión. Efectivamente se venia manejando un porcentaje diferencial menor entre las dos primeras fórmulas de las elecciones porteñas del pasado domingo (http://www.infobae.com/notas/592720-Al-igual-que-en-2009-las-encuestadoras-fueron-las-grandes-perdedoras-de-ayer.html).

Seguro tiene que ver con el target group de las encuestas, con lo asertivo de las preguntas, con la claridad de las opciones. Las encuestas masivas son así, abundan en estiramientos conceptuales y sacrifican en sobremanera la calidad por la cantidad. Basta con mirar la Encuesta Permanente de Hogares que determina la PI, la PEA y sus subclasificaciónes. Está pensada para reducir el desempleo a los niveles que el gobierno quiere mostrar. Dos notas con respecto a esto:
1. Es la lógica del abogado: "No importa cuánto da. Cuánto quiere Ud. que dé?"

2. Anécdota graciosa: en una película sale el "presidente de los EEUU" a anunciar la baja en la tasa de obesidad. "Tenemos 20% menos de obesos en los Estados Unidos!" (palmas de los presentes)..... tras bambalinas: se subió el índice de tolerancia de la obesidad. Ahora, obeso es el que pesa más de (pongámosle) 100kg, y no 80kg como otrora..
Así claro que baja la tasa de obesidad, no?

Volviendo al tema de la intención de voto, de más está explayarme sobre las clásicas imprecisiones que caracterizan a esta técnica, inmortalizadas en la siempre-actual frase de Marx (Groucho, claro) "La estadística es aquella técnica que indica que si mi vecino tiene 2 autos, entonces cada uno tenemos un auto".

Ahora, me parece que la crítica pendiente tiene que ver con el manejo de la prensa y no tanto con la fiabilidad de la encuesta (no por ello restándole importancia).

La prensa es un aparato al servicio de los intereses del poder. La información es poder, y como tal, se articula con los gobiernos, grupos de presión, tomadores de decisiones y otros sectores de alta influencia social para usarlo como herramienta. Por definición, los medios de información marcan tendencias, orientaciones, y son generadores de opinión pública. De más está establecer la relación entre grupos de poder, opinión pública y consumidores/destinatarios/electores.

Basta con prestarle un oído más detenidamente a los discursos post conteo de votos. Filmus despotrica -con toda la diplomacia que conoce- contra los mounstros del marketing que sirvieron a Macri durante su campaña. Macri, le guiña el ojo a Durán Barba. Y acá no hay ni santos ni demonios.
Filmus bien sabe que tiene en su haber unos cuántos canales nacionales, programas y medios del Estado haciéndole propaganda (que todos pagamos, dicho sea de paso). Macri, de un tinte más privado, se codea con Balbín y Herrera de Noble para poner unos cuántos anuncios en los medios. Ámbos utilizan los MMC (medios masivos de comunicación, de ahora en más) para torcer la opinión pública a su favor. Opinión pública, no verdad/realidad (no me voy a meter en esto).

Ambos candidatos tuvieron oportunidad de flirtear con la prensa para mostrar lo que querían mostrar. Macri no mostró su desinversión en la educación, pero hizo mucho alarde de la tasa de mortalidad infantil más baja de la historia (esta no es como la de la obesidad, no se preocupen, jajaja).
Filmus no rindió cuentas sobre su patética gestión educativa, sus ex alianzas con otros gobiernos, o su falta de inventiva de campaña (todo lo anti Macri, le servía a sus intereses).

No creo que la manipulación mediática sea característica de la gestión de turno. Está embedida en el ejercicio del poder. Always have, always will.
Está en nosotros, los ciudadanos, ser una masa crítica que sepa distinguir que tomar y que dejar. Ejercer nuestros deberes, exigir nuestros derechos. Pedirle a esos candidatos "accountability" por su pasado: no olvidar. Y para esto, claro, no hay mejor herramienta que la educación

1 comment:

Tute said...

Tenes que avisar cuando actualizas el Blog y más cuando te mandas algo excelente.
Ya sé que es tarde pero me encantó el analisis. Te felicito.
Espero volver a encontrarte en el 67 algun dia asi te lo repito cara a cara.